Amado mío

Amado mío, te quiero tanto,
no sabes cuanto ni lo sabrás.

Si te consigo, amado mío,
siempre conmigo te quedarás.

Estribillo:
Todo lo que tengo, amado mío,
a tus pies está, para ti será,
para ti lo guardé.
Todo lo que tengo, amado mío,
desde que te vi, no me sirve a mí,
sé muy bien el porqué.

En tu mirada,
a veces veo un buen deseo,
y nada más.

Amado mío, te quiero tanto,
no sabes cuanto, ni lo sabrás.

Estribillo

Amado mío, te quiero tanto,
no sabes cuanto, ni lo sabrás.

Anuncios

Libre

Tiene casi veinte años y ya está
cansado de soñar,
pero tras la cementera está su hogar,
su mundo, su ciudad.
Piensa que la alambrada sólo es
un trozo de metal,
algo que nunca puede detener
sus ansias de volar.

Libre,
como el sol cuando amanece,
yo soy libre como el mar…
…como el ave que escapó de su prisión
y puede, al fin, volar…
…como el viento que recoge mi lamento
y mi pesar,
camino sin cesar
detrás de la verdad
y sabré lo que es al fin, la libertad.

Con su amor por montera se marchó
cantando una canción,
marchaba tan feliz que escuchó
la voz que le llamó,
y tendido en el suelo se quedó
sonriendo y sin hablar,
sobre su pecho flores carmesí,
brotaban sin cesar…


Sebastopol

I

Escucha niña esta linda canción
que dedicada a tu belleza va
por ser la chica más guapa de aquí
la más bonita de la Universidad

II

La luna que celosa siempre está
rayo de luz eres en tu balcón
los estudiantes vienen a rondar
sólo por verte y declarar su amor

ESTRIBILLO

Va, se va se va, se va se va, se va mi amor,
se va se va, se va se va, se va se va a Sebastopol;
se va se va, mi corazón,
otros amores a encontrar,
y sin consuelo para mí,
que jamás la podré olvidar.


Soledad

Soledad, es tan tierna como la amapola
que vivió siempre en el trigo sola
sin necesidad de nadie, ay mi Soledad.

Soledad, es criatura primorosa
que no sabe que es hermosa
ni sabe de amor ni engaños, ay mi Soledad.

Soledad, vive como otra cualquiera,
en la aldea donde naciera
lava, cose, llora y rìe, ay mi soledad.

Pero yo la quiero así distinta
porque es sincera,
es natural como el agua que llega
corriendo alegre desde el manantial

Pero yo la quiero así distinta
porque es sincera,
es natural como el agua que llega
corriendo alegre desde el manantial.
No sabiendo ni a dónde va,
qué feliz vive mi Soledad.

Soledad es tan bella como una paloma
y tan clara como el sol que asoma
por entre los matorrales, ay mi Soledad

Soledad, es criatura primorosa
que no sabe que es hermosa
ni sabe de amor, ni engaños, ay mi soledad.

Soledad vive como otra cualquiera
en la aldea donde naciera,
lava, cose, llora y ríe, ay mi Soledad.

Pero yo la quiero así distinta
porque es sincera,
es natural como el agua que llega
corriendo alegre desde el manantial.

Pero yo la quiero así distinta
porque es sincera,
es natural como el agua que llega
corriendo alegre desde el manantial.
No sabiendo ni a dónde va,
qué feliz vive mi Soledad.


Navidad

Campanitas que vais repicando
Navidad vais alegres cantando
y a mí llegan los dulces recuerdos
del hogar bendito donde me crié.

Y aquella viejita que tanto adoré
Mi madre del alma que no olvidaré.

Navidad que con dulce cantar
te celebran las almas que saben amar
oh qué triste es andar en la vida
por senda perdida lejos del hogar
sin oír una voz cariñosa
que diga amorosa llegó Navidad.


Galopera

En un barrio de Asunción gente viene, gente va
ya está llamando el tambor, la galopa va a empezar…
3 de Febrero llegó, el patrón señor San Blas
ameniza la función la “Banda de Trinidad”.

Debajo de la enramada ya está formada la rueda
y salen las galoperas la “galopa” a bailar,
luciendo el kîguá verá (1), zarcillo de tres pendientes,
anillos siete ramales y el rosario de coral.

Galopera… baila tu danza hechicera.
Galopera… mueve tus plantas desnudas
cimbreando la cintura en tu promesa de amor.

La morena galopera de la sangre indolatina
luce dos trenzas floridas y viste tîpoy seguá (2).
Sobre su cabeza erguida lleva en cántaro nativo
agua para el peregrino la hermosa mitacuñá (3).

Y así sigue la función al compás de la galopa
suenan alegres las notas estridentes del pistón,
mientas se oye el zumbido del bombo y los platillos
va quejándose el trombón y redoblando el tambor.

Galopera… sigue tu danza hechicera.
Galopera… soy tu ardiente soñador
dame un poco de agua fresca de tu cántaro de amor,
dame un poco de agua fresca de tu cántaro de amor.


Contigo en la distancia

No existe un momento del día
En que pueda apartarme de ti
El mundo parece distinto
Cuando no estás junto a mi
No hay bella melodía
En que no surjas tú
Ni yo quiero escucharla
Si no la escuchas tú
Es que te has convertido
En parte de mi alma
Ya nada me consuela
Si no estás tú también
Más allá de tus labios
Del sol y las estrellas
Contigo en la distancia
Amada mía, estoy
En parte de mi alma
Ya nada me consuela
Si no estás tú también
Más allá de tus labios
Del sol y las estrellas
Contigo en la distancia
Amada mía, estoy